jueves, 29 de septiembre de 2011

Cuando pienso en ti y miro tus ojos llenos de una luz que atrapa mi alma sé que te necesito, que sólo por ti vivo, que tus suspiros son mi respiración.
En tus brazos encuentro una eterna paz de la que no quisiera separarme jamás, porque te amo tanto como no imaginas, como si mi universo fuera sólo este inmenso amor que nos rodea, del que nunca podría separarme, porque moriría.
Mi mundo está rodeado de ti, impregnado de tu amor que me incita a sentir que tú eres mi destino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario